¿Has preparado alguna vez un smoothie de papaya y lima? Si no es así, no puedes esperar más para probarlo y sorprenderte con todas sus propiedades y beneficios. Esta deliciosa fruta, conocida también como lechosa, suele ser sinónimo de desayuno por el excelencia, y aquí te la traigo hoy en forma de batido o smoothie. ¡Una forma sana y deliciosa forma de disfrutar la papaya!

La combinación de papaya con leche, vainilla y hielo aprovecha la fragancia y la dulzura de la fruta, similar al mango pero no tan picante. Este batido de papaya te aportará una sensación agradable y fresca en un día caluroso, y también puede convertirse en un postre de verano favorito.

La papaya siempre tiene que estar pelada y sin semillas antes de ser cortada en cubos y mezclada con los otros ingredientes. (Puedes agregar las semillas si quieres, ya que en realidad son comestibles y no te hacen daño, pero restarán valor a la receta porque tienen un sabor algo amargo).

¿Quieres unos consejitos para escoger la papaya perfecta?👇🏽

Las papayas son originarias de América Central y, por lo general, se pueden conseguir durante todo el año, pero están en su mejor momento a principios del verano y en el otoño.  Para elegir la papaya a tu gusto lo primero que debes hacer es comprobar el color de la piel. La piel de una papaya madura tiene un color rojo anaranjado, mientras que la  papaya verde es más bien de un tono amarillento. Y la pulpa debe ser de color naranja brillante, pero puede contener algo de amarillo o rosa dependiendo del grado de madurez de la papaya.

Ahora que ya conoces los truquitos básicos, dale al play y empieza a preparar esta receta fácil y sana!

Instrucciones

0/0 pasos hechos
  1. Reúne todos los ingredientes y pela la papaya con un cuchillo o un pelador.
  2. Corta la papaya por la mitad (a lo largo). A continuación quita las semillas y pícala en trozos grandes.
  3. Coloca los trozos de papaya, la leche, el jugo de lima (recién exprimido), el azúcar, la vainilla y el hielo en una licuadora o procesador de alimentos.
  4. Mezcla a alta velocidad durante 20 a 30 segundos hasta lograr una consistencia suave y espesa.
  5. Vierte el batido en vasos helados. Puedes adornarlos con rodajas de lima para dar un toque alegre y servir de immediato. 

Y… ¡Voilà! Ya puedes saborear este refrescante smoothie de payaya y lima.

Oh! Que no se me olvide, aún podrías convertir este batido en una versión más saludable (sin lácteos) reemplazando la leche y el azúcar con leche de coco y miel. ¡Pruébalo también y me cuentas!

  • 31
  • 1050