Últimamente estoy enganchada a los mangos. Necesito compartir con vosotros lo delicioso que es, y cómo obtener del mango un batido sencillo que no contiene azúcar refinado ni lácteos.

El batido de mango, piña y plátano es un desayuno, merienda o postre ligero que es muy fácil de preparar con 4 ingredientes simples.

Esta receta de batido te inspirará a adquirir hábitos buenos y saludables, si aún no lo estás haciendo.

El jugo de mango contiene carotenoides y vitamina A, elementos que fortalecen y mejoran nuestra visión ya que eliminan el estrés oxidativo en la retina. Además este jugo de mango se utiliza para combatir el estreñimiento ya que funciona como laxante natural, logrando lubricar el tracto digestivo, así como aliviar la hinchazón, los calambres y el malestar estomacal.

Además de delicioso es perfecto para reducir el reflujo y acidez del intestino. Como ves este batido tropical tan saludable de mango y piña es ideal para tomarlo en cualquier época del año.

¡Anota lo que necesitarás y prepara tu batido en tan sólo 5 min!

Ah! Un consejito es que mezcles y combines frutas congeladas y frescas. (Si usas todas las frutas congeladas, el resultado será un batido más espeso y tendrás que agregar un poco de líquido adicional para ayudarlo a moverse en la licuadora). Ahora sí, empieza a preparar tu batido…

Instrucciones

0/0 pasos hechos
  1. Corta en trozos el mango, la piña y el plátano.
  2. Coloca todo junto el mango, la piña, y el plátano en el vaso de la licuadora.
  3. Añade ½ – 1 taza de agua (o leche sin lácteos sin azúcar).
  4. Agrega 1 cucharada de semillas de cáñamo, semillas de lino molidas o semillas de chía.
  5. (Opcional) Agrega ½ cucharadita rallada o picada de jengibre fresco,  para darle otra capa de sabor.

Y… ¡ya estás listo para disfrutar de este delicioso y refrescante batido!

  • 22
  • 1152