El abaricoque es una fruta veraniega y es en verano cuando más albaricoques comemos. Los antioxidantes como la vitamina E y la vitamina C son conocidos por sus propiedades estimulantes de la piel. Pueden ayudar a proteger las células de la piel de la radiación ultravioleta (UV), reducir los signos de las primeras arrugas y mejorar la elasticidad de la piel. El betacaroteno es otro antioxidante que ayuda a proteger la piel de las quemaduras solares y el daño adicional de los rayos UV. Dado que los albaricoques tienen un alto contenido de agua, también son una buena forma de hidratar tu piel.

Vamos que hacer un batido de albaricoque natural es una muy buena opción.

Instrucciones

0/0 pasos hechos
  1. Tenemos que pelar esos 4 o 5 albaricoques y trocearlos en pequeños trozos. Cuanto más madura este la fruta más dulce va a saber el batido.
  2. Juntamos esos trozos con la leche en el vaso de la batidora.
  3. Trituramos y servimos.

  • 4
  • 487